En épocas de verano se incrementa la pérdida de agua corporal. Por eso hay que vigilar aún más nuestra hidratación, y por supuesto la de las personas mayores, que son más susceptibles a la deshidratación. Por ello debemos fomentar que beban una cantidad adecuada de agua natural.

Al envejecer, la proporción de agua en el organismo disminuye. En la infancia el agua representa el 80% de masa corporal,  en la edad adulta el 70% y en la vejez disminuye hasta el 60% en hombres y el 50% en mujeres.

Pero eso no es todo. Con la edad se producen alteraciones en el mecanismo de la sed, a veces debido a tratamientos médicos, lo que hace que nuestros mayores no ingieran la cantidad adecuada de agua al día. A este problema se le suma que algunos de ellos padecen alteraciones de conocimiento, físicas o psíquicas que les impide pedir agua o beberla solos.

Qué podemos hacer para ayudarles?

  •  Fomentar hábitos de bebida.  Que sean conscientes de que necesitan beber mucha agua durante todo el día a pesar de no tener sed. Se recomienda que en condiciones de temperatura y actividad física moderada, los mayores beban entre 2 y 2,5 litros de agua diarios.
  • Acceso al agua. Debemos facilitarles un botellita siempre a mano. El agua es un gran aliado para la salud porque aporta este sales minerales necesarias. Es necesario sensibilizar a nuestros mayores para que mantengan una correcta hidratación a través de la ingesta de agua natural. Recordemos que un agua de pureza original no recibe ningún tratamiento químico ni microbiológico, y conserva la esencia de sus propiedades naturales.
  • Observación. Hay que checar  si hay fatiga, náuseas, calambres, dolor de cabeza, pulso acelerado, boca seca, disminución del volumen de orina….Sin duda, la mejor prevención es la correcta hidratación.

Beneficios del agua en las personas mayores

Todo esto les ayudará a mantener una correcta hidratación, evitar el estreñimiento, disponer de una buena temperatura corporal, conservar una correcta función renal, además de prevenir infecciones, entre muchos otros beneficios. Es muy importante recordarles que beban agua para que su cuerpo siga funcionando correctamente. Esto les asegurará una adecuada calidad de vida.

Como puedes comprobar el agua es su mejor aliada en la temporada de calor. Si cuidas de una persona mayor, ofrécele constantemente agua, y déjale siempre a la mano un recipiente para que pueda estar tomando.

Eso y tus cuidados cariñosos, los harán sentir muy bien.