Nuestra comida mexicana es deliciosa. Pero comerla como se debe, muchas veces nos ocasiona problemas en nuestra salud. Te tenemos la buena noticia que el agua mineral y la buena digestión están muy ligadas. De tal manera en vez de acompañar tus antojitos con  refrescos o cervezas, los expertos te sugieren acompañarlos de agua mineral

El agua mineral y la buena digestión

De hecho, el agua con gas ayuda al proceso de digestión gracias a que sus características burbujas, que son fruto del ácido carbónico disuelto contiene, estimulan la secreción de jugos gástricos.
De tal manera que al tomarla con alimentos irritantes, favorece la digestión

¿El agua mineral engorda?

Al igual que el agua natural, el agua mineral, no aporta ninguna caloría. Es importante no confundir el agua mineral con gas, con otras bebidas. Los refrescos comunes y el agua tónica si contienen otros ingredientes calóricos y son muy populares en nuestro país. Te recomendamos que te hagas el hábito de tomar agua mineral y la buena digestión te lo recompensará. Disfrutarás de igual manera, pero sin las calorías extras que te aportan otras bebidas

Varios estudios también relacionan el agua mineral con una regularización de los niveles de colesterol. También previene  enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte, su consumo está contraindicado para personas con predisposición a padecer gases, colon irritable y personas con insuficiencia respiratoria severa. No obstante, el resto de personas pueden disfrutar del agua mineral sin miedo a ganar kilos de más. Incluso al contrario, ya que resulta una bebida más saciante, el agua mineral te ayuda a comer menos.

Ahora que ya sabes todos estos beneficios estamos seguros que, por su rico sabor, será tu preferida. Pídela por su nombre: Tehuacán Brillante