Los minerales pueden ser considerados como elementos químicos simples. Su presencia es indispensable para la actividad celular y para mantener el organismo en equilibrio. Si bien hay muchos minerales y cada uno de ellos cumplen con una función específica. Se pueden establecer funciones conjuntas para entender por qué los minerales son tan importantes para estar sanos.

 

Los minerales cumplen tres diferentes funciones específicas: plásticas, reguladoras y de transporte.

Función plástica

Dentro de este grupo se encuentran minerales como el calcio, flúor, magnesio, los cuales forman el tejido óseo. También encontramos el hierro, que forma la hemoglobina, necesaria para transportar oxigeno a todos los órganos y tejidos.

Función reguladora

En cambio, dentro de este otro grupo encontramos el yodo. Este mineral regula el metabolismo, manteniendo el equilibrio a través del funcionamiento de la glándula tiroidea.

Función de transporte

Por último, dentro de este tercer grupo se encuentra el sodio y potasio, los cuales actúan como transporte a través de la membrana celular.

 

Los seres vivos están compuestos por una cantidad ínfima pero imprescindible de minerales que participan en un elevado número de funciones biológicas de gran importancia.

– Son parte de estructuras del organismo: esqueleto, uñas, pelo, etc.

– Son elementos reguladores (como las vitaminas): contracción muscular, coagulación de la sangre, etc.

– Participan en la formación de potenciales eléctricos en las células, en procesos osmóticos y en la prevención de caries.

A continuación vamos a ver qué funciones cumplen los principales minerales en el organismo.

los minerales

 

FUNCIÓN DE LOS PRINCIPALES MINERALES EN EL ORGANISMO

  • Calcio: estructuras óseas, secreciones, contracción muscular y regulador de enzimas.
  • Fósforo: estructuras óseas, fosfolípidos de membrana, ATP y tampón intracelular.
  • Azufre: tejido conectivo (piel, pelo) y parte de enzimas.
  • Potasio: principal catión intracelular, función osmótica, propiedades eléctricas celulares.
  • Sodio: principal catión extracelular, función osmótica, propiedades eléctricas celulares y parte del hueso.
  • Magnesio: parte del hueso, secreciones, contracción muscular y actividad enzimática.
  • Cloruro: principal anión extracelular y acompaña a cationes como el sodio.
  • Hierro: hemoglobina, citocromos y catalasa.
  • Cobre: enzimas respiratorias, antioxidante (SOD) y movilización del hierro.
  • Zinc: cicatrización de heridas, expresión de genes, función de la testosterona y antioxidante (SOD).
  • Flúor: fortalecimiento óseo y prevención de caries.
  • Selenio: antioxidante (glutatión peroxidasa).
  • Yodo: Síntesis de hormonas tiroideas.

Una buena agua mineral como lo es la de la marca Brillante, te provee de minerales después de un ejercicio agotador. No dudes en consumirla.¡ Deliciosa y refrescante!

 

 

Te recomendamos ingerir las cantidades necesarias para tu organismo de minerales. ¡Es cuestión de salud!