¿Cómo se forma el agua natural?

 

agua natural

En algún momento mientras estás tomando un refrescante vaso de agua te han surgido las preguntas ¿de dónde viene esta agua? ¿es agua natural?

Estudios comprueban que el 90% de agua que ingerimos es agua purificada. No es lo mismo que el agua natural. El agua purificada usa diversos tratamientos según la marca.

¿Cómo se purifica el agua natural?

Los manantiales son surtidores naturales de agua, sobre todo cuando el agua emana por un único punto, por ejemplo, por en medio de dos rocas.

El agua pasa por un tratamiento para emanar de estos manantiales y se considera agua mineral natural.

 

El proceso de purificación

El agua de lluvia se queda retenida en el interior de la tierra, formando bolsas. Es aislada por capas de materiales impermeables en niveles subterráneos.

Cuando una bolsa de agua se llena lo suficiente, rebasa un límite y sale por el punto de fuga hacia el exterior. Así toma forma de manantial o de fuente de agua.

El agua de lluvia se mineraliza durante el proceso de descenso desde la superficie. Adquiere sus minerales y purificación al permanecer en contacto con rocas y terreno.

El agua natural que no requiere de purificación, es la que viene de manantiales profundos.

 

agua natural

Cuándo el agua natural debe ser purificada

Cuando  viene de manantiales no tan profundos debe tratarse  para eliminar todos los posibles microorganismos y  cualquier otro agente patógeno o no deseable que pueda afectar al ser humano.

 

agua natural

Las aguas naturales llegan a nosotros tal y como se encuentran en la Naturaleza conservando toda su pureza y propiedades saludables.

LAS CARACTERÍSTICAS PARA UN AGUA NATURAL OPTIMA

agua natural

Las principales características que hacen al agua natural un producto único y singular, que nos garantiza acceder en cualquier momento y situación a una hidratación sana y natural son:

  • Se purifica naturalmente.
  • Se envasan a pie de manantial con unas condiciones de extrema limpieza para proteger su pureza original.
  • No requieren, por tanto, ningún tratamiento químico ni microbiológico para su consumo.
  • Tienen un origen subterráneo y están libres de cualquier riesgo de contaminación.
  • No se altera su composición en minerales y sus propiedades saludables.
  • Cada agua mineral tiene una composición única en minerales que permanece constante en el tiempo.
  • El agua natural no contiene calorías, convirtiéndose en una bebida ideal para llevar una dieta equilibrada y hábitos saludables.
  • No hay dos aguas minerales iguales, por ello gracias a su etiquetado, podemos saber exactamente el agua que bebemos, pudiendo elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades y preferencias.

Tehuacán Brillante ofrece agua 100% natural, garantizando no solo una buena hidratación, si no el buen funcionamiento de tú cuerpo y los beneficios que esto conlleva. Descubre todos nuestros productos y refréscate sanamente.